Lead in VUCA times

Estrategia e Inteligencia para la acción a=[ei]2

VUCA

La Sociedad Digital ofrece grandes oportunidades para el desarrollo social y económico con un cambio de paradigma basado en el protagonismo de las personas como sujetos activos de este cambio o Transformación Digital. Efectivamente, todo cambia: en la manera de producir (trabajos y profesiones que desaparecen y aparecen nuevas); en la manera de relacionarnos (la capacidad de conectarnos crece exponencialmente); en la gestión y modelos de empresas; en las instituciones (participación, organizaciones sin ánimo de lucro (ONG’s),…); en los gobiernos (crisis de representación política, crisis del modelo derecha-izquierda), etcétera.

El mundo se ha vuelto VUCA

VUCA es un término que fue acuñado por Carlisle Barracks del ejercito de EEUU y es el acrónimo de Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad, en español y portugués VICA.
Hoy ya es evidente que el mundo que vivimos y que viviremos es un mundo VICA, veamos sus características:
Volatilidad: La velocidad a la que se producen los cambios y la constante dinámica hacen que el mundo sea volátil.
Incertidumbre: Las situaciones imprevistas se multiplican. El número de factores que influyen en el acontecimiento de los hechos hace que los resultados sean imprevisibles. La seguridad en saber los efectos de las acciones disminuye.
Complejidad: Las organizaciones funcionan en un entorno que condiciona sus actuaciones. Los elementos del entorno cada vez son mayores. La comprensión del entorno exige un estudio cada vez mayor y más profundo. La cantidad de información disponible es abrumadora. Los avances que descubrimos constantemente nos hacen pensar que nuestros descubrimientos siempre van por detrás de otros nuevos.
Ambigüedad: Haciendo las cosas igual y en las mismas condiciones no garantiza los mismos resultados. Las interpretaciones sobre los mismos hechos son diversas. Los factores a considerar no siempre son evidentes. Las causas y los efectos ya no son simples. Las situaciones siempre son nuevas, no hay precedentes. Las hipótesis deben intuirse y probarse.
Instalados en un cambio permanente (todo es mucho más efímero que antes), eso genera inseguridad por el temor a la pérdida de control del futuro personal y colectivo, y desconfianza hacia las formas tradicionales de gobierno o gestión que todavía no se han adaptado, percibiéndose como “antiguas” e ineficientes.

Este creciente deterioro de la confianza en la Instituciones, en la política y los políticos, en la banca, en las empresas y los empresarios. Pone todo bajo sospecha e incrementa la desafección política. La desconfianza es un driver fundamental de cambio. No podemos estar parados esperando que la confianza se recupere sola, sino que es necesario realizar acciones para ganarla o recuperarla.

La desconfianza, en sí misma, es suficiente motivo como para realizar acciones encaminadas a su recuperación, pero identificamos además 8 drivers más, que todos ellos refuerzan el sentimiento de desconfianza y que deben analizarse de forma independiente:

Incertidumbre: Vivimos tiempos de cambio y los cambios provocan incertidumbre. La crisis económica, la globalización, la escasez de empleo provocan inseguridad que se incrementa al verse las personas forzadas a salir de su área de confort.

Exigencia de transparencia: La transparencia es un imperativo en la gestión y la relación. Las personas demandan transparencia con aquellos con quienes se relacionan, más aún en el mundo de lo público.

Status quo en cuestión: Los paradigmas a los que estábamos acostumbrados se ponen en cuestión, sin embargo, no se proponen nuevas soluciones. Es necesario diseñar el futuro.

Devoción por lo nuevo: Se magnifica lo nuevo y se subestima lo viejo, como si lo nuevo, por el hecho de serlo se presuponga que es bueno. Los partidos son emergentes. Las empresas son startups. Lo viejo, lo que ya existía, pierde peso. Lo nuevo se hace viejo en poco tiempo. Se acentúa la presión por la innovación.

Cambios en los hábitos: Compramos, consultamos, nos relacionamos, etcétera, por internet. Los hábitos han cambiado, las cosas ya no se hacen como se hacían antes y además nos gusta la nueva manera de hacerlas. Esto implica cambios en la forma de prestar los servicios.

Poder de la comunicación: La capacidad de “poder comunicar” se ha extendido a cualquier persona u organización que se lo proponga. La comunicación está ahora en manos de cualquiera que quiera ejercitarla. Es necesario estar en constante vigilancia y anticipar posibles problemas

Categories

Tags

actuar amigos amor anglofilia apple arquitectura atraccion autoridad Autoritas blackberry blogs Cambio change Clientes Comunicacion convergencia IT democracia deutsche telekom e government empresas 2.0 Estadisticas Estrategia excelencia felicidad Formación General Governance y Comunicación habitos human resources Internet IT Business management Marketing mascaros Open Government outsourcing Personal projects public sector redes S.R.Covey Tecnologia telcos Tiempo web 2.0