Pay-for-performance

pay-here-sign.jpgLeo en Gurusblog una noticia acerca de Johnson&Jonson donde está propone al gobierno británico que asuma los costes de un tratamiento contra el cáncer solo en el caso de que su fármaco cure al enfermo, en caso de que el fármaco no funcione el laboratorio asumirá el coste del tratamiento. Se me ocurre a raíz de leer esta noticia un interesante sistema de pago, ya no el pago por uso (pay-per-use) sino el pago por éxito (pay-for-performance o P4P) que podría aplicarse con un sistema ligado a negocio del cliente, es decir, al propio éxito del cliente.

Organizaciones Open Business

Vía Julen Iturbe, hace una exposición de los 10 ingredientes que debe tener una empresa basada en negocios abiertos:

openbusiness.jpg1. La red como organización básica,

- Hablamos por lo tanto de una organización ‘distribuida’, sin un centro “decisor”, las relaciones se dinamizan para reconfigurar el modelo de forma constante.

 

La organización se distribuye en función de decisiones tácticas, se persigue la optimización de los recursos y la mejor explotación de las oportunidades. La lógica de la distribución se contrapone a la lógica de la concentración por el poder.

 

2. El compromiso con la comunidad de referencia, las relaciones fomentan el beneficio de negocio y también los beneficios de la sociedad. Hablamos de empresas responsables en tanto que se incorpora a causalidades circulares: es causa y efecto a la vez de las condiciones en que opera.

Cada día se busca más el sentido de lo que hacemos. Debemos buscar el valor de todo lo que hacemos para todos los stakeholders que participan de una forma u otra en la cadena de valor y la sociedad es en si misma una parte más de la cadena de valor y la principal premisa que deben cumplir todas las demás.

3. La disposición a compartir con la comunidad el conocimiento que genere, Se ejercita la trasparencia responsable.

El conocimiento no tiene dueño, el conocimiento es de aquel que sepa recogerlo y aprovecharlo y nuestra obligación es transmitirlo, de la mejor forma, que sea entendible y aprovechable porque así conseguiremos maximizar lo creado y difundirlo.

4. La participación radical de sus protagonistas, cada cual desde sus posibilidades. Las personas contribuyen con su acción y con su conocimiento, sea experto o vivencial.

Todos los protagonistas de la cadena deben obtener beneficios, y todos ellos deben entregar el máximo de sí mismos, es un ciclo que se autolimenta.

5. La aceptación de la web social como plataforma de trabajo, La web social reconoce que primero son las personas y, por tanto, supedita la tecnología a sus necesidades

La tecnología no es más que un instrumento, pero un instrumento que sirve para catalizar a la propía ‘Comunidad’ y que sirve para potenciar a las personas y para materializar su creación.

6. La desmembración del negocio en nuevos negocios, mediante mitosis y/o meiosis para impulsar un compromiso activo con el emprendizaje y un crecimiento por dispersión. Algo así como un share-alike, una forma de expandir la filosofía OB mediante progresivas subdivisiones que hacen realidad los equipos autogestionados

Así mismo la creación de la propia OB debe iniciarse mediante la creación de unas primeras celulas de comportsamiento OB para ir distribuyendose mediante ‘contaminación’ al resto de la organización.

7. La wikipedia como modelo de construcción de conocimiento compartido, Cada unidad OB genera su propia wikipedia (¿contextopedia?), ADN de su identidad y forma concreta de plasmar el modelo

Con seguridad que el recogimiento del conocimiento y su accesibilidad hacia el resto de la ‘Comunidad’ fomentará su expansión y su propio éxito.

8. Las personas contribuyen bajo un modelo P2P, no hay jerarquías y el intercambio es el medio a través del cual la empresa gana en salud. El intercambio de igual a igual coloca a cada persona en su lugar: eres en tanto intercambias .

Yo entrego y recojo, yo te doy y tú me das. La situación es bien simple todos entregamos y todos aportamos, y cuando alguien no aporta deja de tener sentido en la red.

9. El cliente y el usuario final forman parte de la organización de una empresa OB y son parte activa de la búsqueda de nuevas formas de aportar valor, de satisfacerles, y son parte activa de la búsqueda de nuevas formas de aportar valor, de satisfacerles. Es básica la participación activa de lead-users en la generación de nuevas ideas

No podía ser de otra forma. El cliente otro stakeholder básico son una parte activa de la propia red, forman parte también de la sociedad, pero en si mismos constituyen el objeto principal de la actividad.

10. La empresa OB persigue el éxito, pero tiene que reinventarlo con cada proyecto, porque su definición común circunscrita a unos resultados económicos de una cuenta de explotación es claramente insuficiente. Los proyectos individuales de las personas que colaboran en una empresa OB son tan relevantes como el proyecto común. Hay muchos modelos de éxito conviviendo

El éxito del colectivo y el éxito personal, deberán estar claramente identificados, pero el uno sin el otro no tienen razón de existir.

Acaba su articulo Julen con la siguiente frase:

 

El objetivo final de una empresa OB es generar espacios donde las personas puedan conseguir sus proyectos personales de forma colectiva.

Siete habitos de la gente altamente efectiva

He encontrado en Recursos y Humanos un post acerca de los siete hábitos de la gente altamente efectiva.

Ellos hablan de un curso a impartir por la Cámara de Burgos sobre los Siete Hábitos de la Gente altamente efectiva. La empresa que lo imparte, IN OUT, divide estos siete hábitos en:siete.jpg

1.- Ser responsables: la proactividad en acción
2.- Tener un objetivo en mente: fijar metas
3.- La administración personal: clarificar y establecer prioridades.
4.- El beneficio mutuo: pensar cooperativamente: ganar – ganar
5.- Comprender y ser comprendido: saber comunicarse
6.- La sinergia y la interdependencia: valorar la diversidad
7.- La mejora continua: renovación mental y espiritual

Cambio, cuestión de horas

Vía Claudio Bravo en Blogs Corporativos leo lo siguiente:

Las cosas están pasando mucho más de prisa que hace unos años. Vivimos en un entorno de cambio constante. Se producen cambios sin que podamos asumirlos. Debemos mentalizarnos a este nuevo escenario de cambio constante. El cambio no lo podemos planificar, simplemente ocurre.

Si no somos capaces de comprender el cambio no podemos asumirlo. Sin embargo las nuevas generaciones están mucho más preparadas para vivir en este mundo de cambio constante.

Hace unos años el magnate de las comunicaciones Rupert Murdoch decía que:

“Vivimos en un entorno acelerado, en que las grandes empresas ya no se van a comer a las pequeñas, sino las más rápidas a las más lentas. Hay que tener un compromiso constante con la innovación”

reloj-arena.jpgVengo pensando últimamente en el factor tiempo, y considero que precisamente el tiempo, y la velocidad en la que seamos capaces de adaptarnos a los cambios pueden ser las claves de competitividad de una Institución.

Podemos llegar a pensar que algo hay que cambiarlo, y podemos incluso asumir el cambio, una vez asumido esto solo es necesario hacerlo y hacerlo significa que debemos hacerlo rapidamente.

Supongamos que tenemos que cambiar un proceso que no funciona en nuestra Institución, ¿Cuántas horas necesitamos para cambiarlo del todo?. Supongamos que tenemos que cambiar o establecer una nueva política en la Institución ¿Cuántos minutos tardaremos en cambiarla?, ¿o quizás hablaremos de semanas, meses o años? Porque si nuestra unidad de tiempo no esta en minutos o horas, entonces definitivamente no estamos preparados para hacer cambios.

Humanizar las organizaciones

Leo en el blog de infonomia un pequeño post de Javier Molina Romero sobre Humanización de Empresas a Través de la Creatividad y este comenta que ‘Estamos trabajando en metodologías creativas para humanizar las empresas, entendemos que las empresas son humanas cuando tienes implantado estos tres pilares, la creatividad, la motivación y la excelencia’

Creo que es interesante la relación que establece entre estos 3 conceptos y el resultado que afirma que puede obtenerse cuando se dan los 3 casos.

La creatividad es fundamental en las compañías, desde luego las ‘ideas’ son uno de los bienes más preciados por nuestros clientes y es un buen elemento diferenciador entre una compañía y otra, pero aquí, al referirse a la humanización de las compañías yo lo que interpreto es la capacidad de la compañía para reconocer, aceptar y absorber esas ideas.

Sin motivación, difícilmente aparecerán ideas y sin motivación difícilmente podremos llegar a ser una empresa brillante, nos quedaremos en la mediocridad y no podremos alcanzar la excelencia.

Pero la excelencia no es un estado donde pueda una compañía llegar y apalancarse, la excelencia debe ser una aspiración a la que llegar y precisamente lo que aporta valor es la búsqueda constante de la excelencia o lo que es lo mismo, la mejora continua.