Lead in VUCA times

Estrategia e Inteligencia para la acción a=[ei]2

¿cuanto debe ganar un político?

Hay temas que son políticamente incorrectos. Hablar del sueldo de los políticos es uno de esos temas, no muy tratados y que cuando se tratan, suele ser para decir que cobran demasiado.

Solo con poner en google “sueldo políticos”, la primera entrada que aparece en mi navegador es una que dice que “es indecente lo que cobran los políticos, teniendo en cuenta que el salario mínimo son 624 Euros al mes”.
Dicen los ingleses: if you pay peanuts, gets monkeys (Si pagas cacahuetes, obtienes monos).

Introduzco este refrán inglés, porque creo que deberíamos preguntarnos ¿Qué tipo de políticos queremos?

Hace unos días le hice una interrogación retórica a un Alcalde, “¿estarás contento con el equipo que te acompaña en tu Ayuntamiento?, esta vez has podido escoger a los que querías que fuesen contigo, ¿no?”. A lo que él me respondió que No, que no estaba contento, ¿el motivo?. Me explicó, que habló con varias personas, profesionales, empresarios, arquitecto, notario, … y que la respuesta de todos ellos era la misma “no puedo permitirme perder tanto dinero, durante tanto tiempo”

Así las cosas nos encontramos con una situación de oferta y de demanda desequilibrada, por un lado, los que pagan: los ciudadanos, consideran que los políticos ganan demasiado y por otro lado, los posibles candidatos a políticos no encuentran demasiados estímulos para ser políticos y además consideran que la compensación económica es muy pequeña.

Yo creo que un político debería obtener una compensación económica por su dedicación a lo público, similar a la que obtiene en su vida profesional (antes de ser político), porque si no la labor es demasiado ingrata, como para además de tener que aguantar todas la criticas, tener una compensación económica que les haga perder dinero.

La situación que se da en los salarios a los políticos es muy parecida a la que se da con los taxistas. No hay taxista que este contento con el salario que tiene y no hay usuario de taxi que no considere que el taxi es caro. Así que la situación no es única y no tiene fácil solución.

Deberíamos preguntarnos: ¿Qué tipo de personas queremos que nos representen?. ¿nos gustaría tener al frente de nuestras administraciones a los mejores? ¿A los que tienen mejor criterio? ¿A los más preparados? ¿A los más equilibrados?

Muchos de los que cumplen esas condiciones, precisamente por ellas, nunca prestaran su tiempo y dedicación a lo público.

Lo que esta claro es que en función de la compensación económica motivará o desincentivará un tipo de personas que puedan acercarse a lo público. Si un médico, un arquitecto, un notario, un abogado, … pierden económicamente dejando su profesión durante 4 u 8 años, entonces tan solo querrán ser políticos los que en su vida profesional estén por debajo de esas cantidades y en ese caso si pagamos peanuts, solo tendremos monkeys.

Tags: ,

12 comments about ¿cuanto debe ganar un político?

  • Javier:
    Entendiendo el trasfondo de lo que planteas, y sabiendo que es un tema complejo pero muy relevante, te resumo mi opinión:
    1) Bienvenido el post, se trata de un tema del que tenemos que hablar “a calzon quitao”, sin hipocresía
    2) Los políticos asumen demasiadas responsabilidades, y están bajo tantas lupas, que ese sacrificio tiene que ser bien compensado. Un político con una carga importante de responsabilidades debe cobrar de forma justa.
    3) Una vez que se cumplen unos mínimos razonables, una vez que el salario es justo para la actividad que se desarrolla, yo pienso que si el salario tiene tanto peso en la decisión de asumir responsabilidades políticas, entonces estamos atrayendo a la función pública a gente que no tiene ese extra de vocación que ese trabajo requiere.
    4) En tu análisis el criterio económico tiene demasiado peso, como si la decisión de ser político fuera una cuestión de “costes de oportunidad” estrictamente económicos. El que lo haga así, mejor que se quede practicando la medicina o la arquitectura. Y con la misma lógica, si para que un médico acepte dejar su profesión y dedicarse a la política “no puede perder dinero”, entonces honestamente, no tiene vocación de servicio, ni se toma tan en serio la función pública.
    5) La política tiene también, no lo olvidemos, muchísimas recompensas, que no aparecen reflejadas en el sueldo oficial. NO hablo de prebendas, ni de aprovecharse de ingresos extraordinarios, sino del prestigio que genera, la visibilidad, las redes que permite construir, la presencia pública, etc, etc. Todo eso se rentabiliza de muchos otros modos, incluso por personas que no están pensando en eso como objetivo. Así que “lo que pierdas” por cobrar menos durante cuatro años, lo recuperas con creces si dejas la política y vuelves a la actividad profesional. Las redes que creaste desde la política no tienen precio (por supuesto, si lo has hecho bien… pero incluso, aunque lo hayas hecho mal).
    En resumen, mi opinión se resume en esto:
    – Los políticos deben cobrar bien, porque asumen muchos responsabilidades, y están sometidos a una gran tensión.
    – Cumplido lo anterior, las personas que comparan salarios como criterio de decisión para saber si quieren asumir la función pública, mejor que se dediquen a otra cosa.
    Yo creo que un buen político, los políticos “de raza”, los que queremos, deben tener un sentido de la función pública que implique incluso cierto sacrificio. Estoy hasta los g… de que la clase política vea esto solo como una fuente de recompensas….
    Gracias por el post

  • Querido Javier, creo que has dado con una de las piedras angulares de la política, la necesidad de un mejor capital humano en la política. Una de las cosas que yo siempre digo, es que un ayuntamiento suele ser una de las mayores empresas de la ciudad y si los ciudadanos fueran inversores, tu crees que cuando fueran a invertir su dinero, no querrian tener los mejores gestores, no crees que invertirian allá donde pensaran que su inversión está más segura…y la empresa, ¿no buscaria a los gestores más cualificados? y su remuneración,¿seria acorde a su valia y su capacidad de gestión?
    Pues eso Javier, estamos aprendiendo a jugar a esto de la democracia, un saludo y enhorabuena por tus reflexiones.
    Te invito a que leas esto,va en la linea de lo anteriormente dicho, un saludo y gracias por tu tiempo!!
    http://www.josemariaserna.es/opinion-publica-democracia-2/

  • @arey, estoy de acuerdo contigo y soy consciente de que el post no es completo. No pretendía darle importancia al sueldo, solo reflexionar sobre eso. Pero, desde luego hay mucho m’as que sueldo. Me parece fundamental la vocación, si no se tiene claro y no se ‘ama’ el tema ya ni te cuento.

    @Josemaria si creo que esa es la cuestión que tengamos a los mejores y que ellos sean los que nos representen

  • Y si no les pagarían ni un solo duro (ahora euro)…
    * hasta que olvidandose de que partido les ha “listado” se pongan de acuerdo y nos representen eficazmente a todos y todas,
    * hasta que “toda la ciudadanía” se sienta que hablan en nuestro nombre
    * hasta que la representación democrática sea real, de verdad?
    Pues espero a que llegue ese dia 😉
    Josi

  • (Amalio te has avanzado a mi reflexión 🙂 )

    Javier,

    Efectivamente, si la remuneración no es adecuada entonces no conseguiremos atraer a esas personas que tienen el talento necesario para poder avanzar (y mejorar) el sector público, más aún con la crisis (económica y, especialmente, de valores) actual.

    Es un tema que me preocupa desde hace tiempo… aunque últimamente se ha acrecentado a marchas forzadas después de las últimas elecciones.

    Casos como el del Alcalde de Mollet han generado mucho debate estos días.

    A menudo son casos, como bién comentas tú, en los que la opinión de la ciudadanía está muy alejada de lo que piensan los afectados.

    Por este motivo soy de los que defiende una transparencia económica total de las cuentas públicas, que el ciudadano sea consciente de los presupuestos/gastos de todo lo consciente al sector público, que sepa qué coste tiene asfaltar de nuevo una calle, que sepa que cuando alguien rompe un banco de un parque, arreglarlo tiene coste.

    Que todo tiene un coste, incluído el sueldo de los políticos…

    Por otra parte, también debe estar la vocación, el querer servir a la sociedad, no todo es dinero… incluso me atrevería a comentar que la mayoría de políticos que conozco (creo que todos) les interesa especialmente el servicio a la sociedad, claro está que este servicio si está mal remunerado redunda en un alejamiento del sector público de estas personas.

    Dicho de otra forma, podríamos profesionalizar la labor del político tal como hacen en Singapur, dónde incluso su remuneración va en función de los resultados económicos de la ciudad-estado.

    Igual soy bucólico, pero personalmente creo que hay algo más, algo más allá de sólo el dinero…

    ¿o estoy equivocado?

    Gracias por el debate.

  • Buenas,

    Yo creo que en estos momentos es más una cuestión de la percepción que el ciudadano tiene del político que de lo alto o bajo que sea su salario.

    Si la percepción del ciudadano asocia al político con la corrupción y el despilfarro, cualquier salario para éste será elevado.

    Si el ciudadano no percibe una clara gestión de su dinero por parte del político, porque toma decisiones que no comprende, o que se han sectarizado demasiado por uno u otro partido, la decisión se asocia a conceptos negativos como amiguismo, prevaricación, corrupción… o en definitiva “llenarse los bolsillos a nuestra costa”.

    El problema, aunque se manifiesta entre otras formas en que el ciudadano se queja del elevado sueldo del político, es un poco más profundo, el ciudadano está pidiendo a gritos, a veces sin saberlo, participar y colaborar en la gestión y en las decisiones públicas, está pidiendo transparencia en esas decisiones, en esa gestión, está pidiendo a gritos OPEN GOVERNMENT.

    Cuando te sientes integrado puedes comprender cualquier decisión, cuando estás en un rincón toda decisión te parece errónea.

    Saludos,

  • Yo creo que en general los politicos estan mal pagados. Y en AGE proporcionalmente más. No tiene sentido que el secretario de estado de telecomunicaciones cobre menos que 1000 directivos de telefonica? no se las cifras exactas pero debe rondar por ahí.
    El problema es que muchos politicos no estan capcitados y muchos reciben mucho mas en la politica de lo que recibirian en la empresa privada.
    Luego hay un coste oculto que es el coste personal y de privacidad. La mayoría de politicos trabajan mucho. Mucho más de lo que la gente cree. Fines de semana y perdida de privacidad. Todo pasa a ser susceptible de debate publico.
    Es un tema complicado e interesante. Y dado a la demagogia. A mucha gente le parecio una barbaridad cuando Esperanza Aguirre decía que no llegaba a fin de mes con 80.000 euros anuales. Sin embargo siendo un buen sueldo no se corresponde en absoluto con el nivel de responsabilidad si lo comparamos en la empresa privada.

  • Pues la conclusión a la que llegué el otro día tras una conversación en twitter con un político, es muy similar a lo que pones en el artículo… creo que un político debería de cobrar lo que cobra de “no político” mas gastos necesarios para desarrollar su actividad… No es lo mismo el palacio que tiene que tener el presidente del gobierno (que es un gasto por el cargo que ocupa), que la casa del alcalde de mi pueblo de 700 habitantes (que es suya y no hay que pagarle nada…)

  • Interesante reflexión.

    Creo que efectivamente un político debería cobrar (como cualquier otro trabajador) un sueldo justo y proporcional a su responsabilidad y capacidad.

    Lo que también te digo es que en mi experiencia el proceso de elección de políticos poco tiene que ver con las capacidades de los mismos. Más bien está relacionado con afinidades personales y políticas.

    Si unimos esto al hacho de que en España está realmente mal visto que alguien exprese públicamente sus ideas políticas, los candidatos a dedicarse a la política no suelen ser los mejores, sino lo que quedaba por ahí.

    Hace un tiempo, hablando con un Alalde recién elegido que contaba con un equipo de 23 personas le hablaba de este asunto y le comentaba que no debe ser sencillo encontrar a 23 personas afines políticamente con él, que personalmente quieran ir en su equipo, que tengan inquietudes públicas y políticas y que sean válidos, me parecía difícil encontrar esos 23 candidatos…. Su respuesta fué: Ahí Angel, si encontrara 3!!!!.

    Si el planteamiento es que los políticos son los que son, desde mi punto de vista el problema es el contrario… Debería marcare los sueldos de los políticos por Ley… O al menos el sueldo base a proporcionar por su porcentaje de dedicación.

    No me parece de recibo que se elijan sus propios sueldos en muchas ocasiones con mucha responsabilidad y en otras, como es lógico, con menos.

    Un saludo.

  • El político debe ganar un poco más de lo que gana oficialmente, y muchísimo menos de lo que gana extraoficialmente. Los políticos han conseguido que a un determinado tipo de corrupción no la llamemos por su nombre.

  • La labor publica es una labor de mucha dedicación, es una labor que merece respeto y ser valorada de manera justa, pero lamentablemente esto no se puede decir en todos los países, por ejemplo aquí en Colombia los políticos no valoran su trabajo a pesar de que su remuneración es extraordinaria. y por que digo que no valoran su trabajo, pues por que se dedican a engañar, mentir, y quitarle al pueblo lo que es del pueblo, cosa indignante para los colombianos que ya no confiamos en nuestros gobernadores.

    Pero eso es lo que pasa en nuestro país, se por experiencia que no son situaciones de todos los gobiernos, ni estados, pues insisto la labor publica es de admirar pues, que seria de un país si liderazgos democráticos como estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categories

Tags

actuar amigos amor anglofilia apple arquitectura atraccion autoridad Autoritas blackberry blogs Cambio change Clientes Comunicacion convergencia IT democracia deutsche telekom e government empresas 2.0 Estadisticas Estrategia excelencia felicidad Formación General Governance y Comunicación habitos human resources Internet IT Business management Marketing mascaros Open Government outsourcing Personal projects public sector redes S.R.Covey Tecnologia telcos Tiempo web 2.0