Lead in VUCA times

Estrategia e Inteligencia para la acción a=[ei]2

Racionalización de las web públicas

Según pública The Guardian hasta el 75 % de las web del gobierno británico van a ser cerradas y de las que queden se reducirá su coste y mantenimiento hasta en un 50 %. La idea es que también se puede racionalizar dinero público en la gestión  de los sites gubernamentales, no duplicando información, compartiendo recursos, examinando el coste real en función del uso que se le da, etc

Llama la atención que hayan hecho un examen del coste de cada web por el uso real realizado y que por ejemplo uktradeinvest.gov.uk haya costado 11,78 Libras por cada persona que lo ha usado.

Creo que esto no es un hecho aislado, que va a marcar una tendencia y que pasada la euforía de llegar al mundo web, poco a poco se van a introducir estudios de racionalidad en el uso y evalución del coste/inversión que supone cada uno de esos escaparates y fuentes de servicio gubernamental.

Tags: ,

8 comments about Racionalización de las web públicas

  • Creo que el Gobierno Vasco ha estado haciendo algo similar. El otro día, buscando información de una empresa pública en su web se remitía a una sección dentro de la web gubernamental de la que depende tal empresa, anunciando que se trataba de una de las medidas de contención del gasto.

  • Supongo que el coste dependerá más de la gestión necesaria para el mantenmiento y actualización de las webs que de las herramientas o plataformas tecnológicas que las soportan.

    En el caso de la tecnología, en el Gobierno Vasco hay una plataforma tecnológica común para la gestión de los portales y de los contenidos web, de forma que todas las mejoras que se van desarrollando están inmediatamente a disposición de los usuarios de todos los Departamentos, que actualmente son más de 400 personas.

    En cuanto a la gestión, hay de todo. En algunos casos se subcontrata con empresas especializadas, lo que supongo será la modalidad de mantenimiento más cara. La clave está en incorporar la comunicación a través de la web y de Internet, en general, como una parte más de la gestión ordinaria de cada unidad administrativa y de cada puesto de trabajo. Se trata de que la Administración electrónica no sea una especie de anexo de la Administración, sino que debe formar parte de ella.

    Utilizando herramientas comunes para toda la organización y manteniendo los contenidos de forma descentralizada desde cada unidad administrativa y desde cada puesto de trabajo, la comunicación a través de la web no debería ser cara. Seguro que es más barata, incluso, que la comunicación convencional, a través del teléfono o de correspondencia postal.

  • Estoy de acuerdo con Iñaki. No se porqué existe ese interés en demostrar que esto de las TIC es un gasto de dinero innecesario, o mejor dicho, lo se pero prefiero no decirlo para no acabar en los tribunales.

    En el caso que se plantea. Vamos a suponer que es verdad que ha costado 11,78 libras cada visita. Partiendo de la hipótesis que la información y servicios que ofrece ese web era necesario ¿cuanto hubiera costado dar ese servicio con un ser humano o mediante un call-center? ¿cuál hubiera sido el coste de los papeles que hubiera sido necesario dar a aquellos que piden información? ¿cuál el coste de la oficina desde dónde se ofreciera la información?

    En fin, que como demagogía barata, esta bien eso de dividir coste entre visitas, pero a darles eco hay que ser más crítico. Si aquí existe en problema de mal gasto público no es por el uso de las TIC, en todo caso las TIC han impedido que ese malgasto sea mayor. Lo que hay que criticar o no es la necesidad de desarrollar la acción política asociada.

  • @Andres, como bien dices yo he sido poco critico y además le he dado eco, pero desde luego que no me quedó con la demagogia, que no me interesa en absoluto, y sin embargo la parte que más me interesa ni siquiera la he explicado.

    En realidad lo que me parece que puede ser una tendencia y que es en lo que debemos estar atentos es en la nueva generación de webs que van a venir.

    Creo que hemos pasado por una primera etapa donde han ido creciendo webs como setas, a base de necesidad y de tener que cubrirlas y que vamos a entrar en una nueva etapa, donde ya me va bien llamarle de ‘racionalidad’.

    Desde luego que, precisamente a mi el coste de las TIC’s, no es algo que me preocupe, lo que si que me preocupa es el valor que aporta y la inversión necesaria para llevarla a cabo, y desde luego normalmente creo que ese ratio siempre sale beneficioso para el que lo hace.

    Los costes de las nuevas webs, de la nueva generación de webs que ya están surgiendo estoy seguro que van a ser mucho menores que los de las generaciones anteriores, sobre todo por la bajada en los costes de software y estoy convencido que se va a centrar el coste mucho más en el servicio, en la extracción de valor y en los contenidos

    @Andres estoy convencido que las TIC no son el problema, si no que son la solución y en ningún caso creo que se quiera decir que las TIC son un gasto innecesario, aunque la verdad vamos a entrar en una etapa difícil de gasto y justificación en el sector público donde va a ser difícil explicar muchas de las cosas que se hacen, por que la demagogia va a saltar muy fácilmente.

    @Iñaki completamente de acuerdo, nos sale más a cuenta utilizar servicios web que hacerlos con personas, es más te diré que prefiero hacerlos por la web que con personas, me siento más a gusto, por lo tanto como servicio al ciudadano no es ya solo una opción, debe ser una obligación.

  • Estoy con @andresnin cuando advierte de los peligros de caer en la demagogia sin contextualizar el gasto real y el ahorro verdadero que supone el desarrollo de plataformas electrónicas que centralizan, agilizan y mejoran la eficiencia de los servicios públicos.

    No dudo de que, en tiempos de recortes, los estudios que más pesan sobre ciertos dirigentes no son los de eficiencia sino los de “coste político” y reacción de la opinión pública.

    En este sentido, creo que la mayoría de los ciudadanos estaría más dispuesta a eliminar todas las webs institucionales antes que recortar un euro de ayuda a bancos y multinacionales automovilísticas (cuyo marketing en términos de empleo y aportación al PIB ha sido mucho más poderoso y autocomplaciente que el de aquellos que defienden las políticas TIC).

    En España, ya hemos visto el coste electoral de eliminar direcciones relacionadas con la Sociedad de la Información. Ninguno.

    En todo caso, en el ámbito específiico de la Administración Pública -por ceñirnos a un campo concreto y no hablar del conjunto del gasto público-, es tanto y más necesario en relación con los costes:

    – racionalizar los órganos y gabinetes de apoyo político;
    – reducir drásticamente los gastos de promoción y publicidad.
    – replantear el desarrollo, funcionamiento y dotación de recursos de la Administración instrumental.
    – modernizar la estructura y organización del personal funcionario;
    – analizar los criterios de acceso a la Función Pública y evaluación del desempeño;
    – auditar las acciones de formación y su impacto en la mejora real de los servicios;
    – replantear los sistemas de promoción y consolidación de méritos;
    – escalar y redimensionar las ayudas y beneficios sociales de los empleados públicos, conforme a criterios de renta familiar disponible.

    Pero, sobre todo: avanzar en la implantación de las nuevas tecnologías en la Administración y explicar, abiertamente, a la ciudadanía sus beneficios sociales y económicos (en términos de ahorro de costes, por ejemplo).

    Un saludo muy atento.

  • Supongo que el caso de las webs será como el sexo, es mejor la calidad que la cantidad ;-D

    En muchas ocasiones las Administraciones se lanzan a abrir webs y poner contenidos en Internet en una especie de “carrera loca” por simplemente “tener la información ahi”, sin parse a pensar en :

    – Si la información es útil
    – Si la información es entendible para la ciudadanía
    – Si existe una estructura que dé soporte: actualización de datos, mejora, dudas, etc
    – Cual es la línea estratégica de la web

    Las Administraciones abren multitud de sitios web:

    – Disconexos tanto en diseño como en usabilidad
    – Basados en tecnologías de gestión de web distintas lo que complica
    – A los ciudadanos encontrar las cosas y utilizarlas
    – A la administración mantenerlas o imponer unos mínimos de diseño, usabilidad, accesibilidad… calidad
    – A menudo inmantenibles por el funcionario sin la ayuda de un técnico informático
    – Totalmente externalizados a empresas externas que no conocen el negocio de la Administración

    Lo anterior desde mi punto de vista provoca una “desconexión” entre el funcionario y la web ya que la publicación en Internet se ve como “un trabajo extra de tipo fundamentalmente informático”… una pena.

    En fin, personalmente me parece una idea fantástica cerrar sitios web, pero re-invirtiendo el dinero ahorrado en mejorar la calidad de los sitios web de la administración:
    – Para que los contenidos sean útiles y entendibles
    – Para que el mantenimiento sea autónomo por parte de los propios funcionarios que lo perciban como una tarea principal (y no añadida)

    … y todo esto cuesta… y mucho, tanto dinero como esfuerzo, pero lo que es claro es que es un camino muy muy largo que se recorre muy poco a poco.

  • These kinds of have grown to be fantastic repeatedly routines through which means that we can loosen a back bone and likewise sleep suitably without the go through about stress inside your for a second time.

Responder a José Luis Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categories

Tags

actuar amigos amor anglofilia apple arquitectura atraccion autoridad Autoritas blackberry blogs Cambio change Clientes Comunicacion convergencia IT democracia deutsche telekom e government empresas 2.0 Estadisticas Estrategia excelencia felicidad Formación General Governance y Comunicación habitos human resources Internet IT Business management Marketing mascaros Open Government outsourcing Personal projects public sector redes S.R.Covey Tecnologia telcos Tiempo web 2.0