Lead in VUCA times

Estrategia e Inteligencia para la acción a=[ei]2

Sealand y el nuevo ciudadano

La Administración Pública y todo lo que ella conlleva ha representado durante siglos el mayor signo de identidad comunitaria. De esta forma, las personas se han agrupado y sentido que pertenecian a una comunidad que podía ser un barrio, una ciudad, una región, un país y alrededor de esos mismos conceptos se han formado instituciones que representaban a los habitantes de esos núcleos territoriales.

De esta forma, el territorio y los habitantes que vivían en ellos se han organizado en esas instituciones, voluntaria o involuntariamente y  en sociedades democráticas se ha podido elegir a las personas que deseaban que les representase.

Con la globalización y con los ciudadanos que se mueven de unos territorios a otros cada vez con más facilidad, la identidad territorial queda más difuminada y con el nacimiento de las redes sociales, además los ciudadanos comienzan a identificarse en otras comunidades no siempre territoriales y que se dibujan en el espacio tantas veces y en tantas comunidades como cada persona desea.

Este doble fenómeno, aminora la fuerza de las instituciones públicas, pero sobre todo rivaliza con las instituciones al dejar de disfrutar de un semi-monopolio de los sentimientos de pertenencia. Es cierto que además de las organizaciones territoriales, las personas se han agrupado en función de sus escuelas, de sus gremios profesionales, de sus asociaciones deportivas y de ocio, etc., pero es mucho más cierto que hoy las agrupaciones pueden ser diversas, múltiples y que la rapidez con la que corre la información y la posibilidad de la movilización del grupo es mucho más efectiva.

Las Administraciones Públicas, por tanto, no han necesitado hacer grandes esfuerzos para conseguir la identificación de los ciudadanos con ella, y han podido vivir la situación en que los ciudadanos tenían que relacionarse con la Administración para resolver sus asuntos y para poder conseguir que se cumpliesen sus derechos o la prestación de los servicios.

En este sentido y con esta nueva realidad la Administración va a tener que sumarse a lo que ha venido en llamarse la conversación, es decir, la Administración Pública va a tener que moverse para poder acercarse hacia los ciudadanos y lo tendrá que hacer moviendo la Administración hacia donde ellos están. En realidad las Administraciones deberán sumarse a las nuevas comunidades que se están creando y ser incluso parte, o una de ellas.

La legislación y el sentido de pertenencia como elemento cultural, va a seguir estando del lado de la Administración y gracias a ello los ciudadanos seguirán moviéndose hacia la Administración cuando la necesiten o cuando la ley les obligue a hacerlo, pero poco a poco la oferta de nuevas Administraciones Públicas supondrá una competencia entre territorios que posibilitará el nacimiento del ciudadano nómada pluriterritorial.

 

sealand.jpgNo hace muchos años el estado de Sealand, pequeña extensión artificial de 500 metros cuadrados, apareció en los medios de comunicación por extender pasaportes para los ciudadanos que allí quisiesen empadronarse, este Estado nunca llego a ser oficialmente admitido como tal y un incendio producido en el año 2006 acabo con sus posibilidades.

 

Pero el caso de Sealand, que durante 50 años no fue más que una anécdota ácrata (a pesar de tener Principe) y de evasión de impuestos , hoy cuenta con cerca de 1000 fans en Facebook y las redes sociales, más las facilidades de apertura que pueden ofrecer ciertos gobiernos puede hacerse realidad en cualquier momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categories

Tags

actuar amigos amor anglofilia apple arquitectura atraccion autoridad Autoritas blackberry blogs Cambio change Clientes Comunicacion convergencia IT democracia deutsche telekom e government empresas 2.0 Estadisticas Estrategia excelencia felicidad Formación General Governance y Comunicación habitos human resources Internet IT Business management Marketing mascaros Open Government outsourcing Personal projects public sector redes S.R.Covey Tecnologia telcos Tiempo web 2.0