Lead in VUCA times

Estrategia e Inteligencia para la acción a=[ei]2

Max Estrella, sigue vivo

Hoy, he vuelto de nuevo, a recoger los 4 teléfonos móviles a Vodafone, tal como habíamos quedado el sábado. Poco a poco, han ido activando los teléfonos, destapando cajas y entregando papeles, tarjetas, códigos pin, etc.

El proceso ha sido largo, y mientras estábamos allí, a mi mujer le ha sonado el teléfono. “Número desconocido” me dice. Querrán vender algo, le digo. Veo que descuelga. Se queda con la boca abierta. Me hace gestos. No entiendo nada. ¿Sabes por quien están preguntando?. Efectivamente. Los has adivinado. Al otro lado del teléfono preguntan por Máximo Estrella.

 

Le cojo el teléfono de las manos y me lo pongo yo en la oreja. “Si dígame?” le pregunto. “Es Vd. El señor Máximo Estrella?, me pregunta. Yo le contrapregunto a ella ¿Es Vd. de Vodafone?, (He conseguido no mentir. Además, nadie más podía preguntar por Max) “Sí, Sr. Máximo, me responde ella. Le llamo de Vodafone, del Departamento de cuentas corrientes. Hemos procedido a dar de alta su contrato y al verificar su cuenta corriente, hemos detectado algún error. Por este motivo Sr. Máximo, necesitamos comprobar algunos datos. Sr. Máximo podría Vd. facilitarme su número de DNI?”. Se lo facilito y ella continúa. “¿Puede Vd. darme los 20 dígitos de su cuenta bancaria?”, Pues no, ahora no puedo dárselo, porque no me lo se. Sr. Máximo, puede Vd. volver a llamar al número 126 y allí facilitarlo cuando lo tenga a mano?”, Sí, así lo haré. (por lo menos me ha llamado 5 veces Sr. Máximo)

He pensado, a posteriori, que estaba claro cual es el problema. Han intentado verificar la cuenta corriente de Máximo Estrella y en el banco le han dicho que esa cuenta es de Javier Llinares.

He ido a casa paseando desde el centro de la ciudad, y he tenido que oír a mi mujer, diciéndome que Máximo Estrella nos va a dar algún disgusto y a mi hija cachondeándose y preguntándome, si ella ahora en realidad a los efectos de Vodafone es Carla Estrella, o que nombre tiene ahora.

Al llegar a casa he llamado al 126 y he intentado arreglar el tema de la cuenta. Me ha preguntado mi nombre para buscarme, y le he dicho que mejor que no busque por nombre o no me encontrará, mejor busque por DNI. Ella así lo hace. Y ahora vuelve a preguntar mi nombre. Le doy el nombre real y le digo que el nombre que le consta a ella en su sistema no soy yo. Ella no dice el nombre de ese señor, yo tampoco. Me dice que tengo un problema. Que tengo que presentarme en Vodafone y demostrar que soy quien le digo que soy. Le respondo, que ya hay gente de Vodafone, que tiene la información y que ellos lo tendrán que hacer. Me responde que ya, pero que mientras esto no este resuelto ellos no tienen cuenta corriente y me dice textualmente: ‘Vd. se va a enfadar mucho con nosotros, porque nosotros, le vamos a cortar los 4 teléfonos, hasta que no se aclare este tema’. Yo pienso que la que se va a enfadar mucho es mi hija mayor (adolescente, que no es nadie sin su móvil y esta de vacaciones). Me dice que me pasa con atención al cliente.

“Todos nuestros operadores están ocupados, espere unos minutos, en cuanto podamos le atenderemos”, finalmente puedo hablar con una voz femenina. Cambio de táctica. Le explico el problema de otra forma. “Vera, Vdes. tienen un problema en sus sistemas informáticos, mi nombre es Javier Llinares, mi número de DNI es el siguiente y según Vdes. yo me llamo Máximo Estrella. En el Punto de Venta, tienen toda la información sobre mi identidad y fotocopia de mi DNI”. 

La respuesta es completamente distinta. ¿Cómo me ha dicho que se llama?, ¿Linares?, no, Llinares con doble l. No se preocupe Vd. más señor Llinares (Bien, me han llamado por mi nombre, ! al fin ¡), nosotros ya hemos apuntado en el campo de notas, que en realidad Vd. es Javier Llinares y que desde el Punto de Venta ya nos están enviando la información. Pero … Le pregunto, ¿no voy a tener problemas con los del 126? No, no Sr. Llinares, ellos van a ver ya, la nota que yo he puesto, y Vd. no va a tener ningún problema.

Hoy, he decidido coger el guante de la idea de Sampi, voy a crear en este blog al personaje Max Estrella, y con él voy a relatar historias reales, que ocurren en ocasiones, sobre temas relacionados entre proveedores de servicio y clientes. De esta forma, Max Estrella se va a convertir en el cliente que somos todos y lo que tenemos que padecer en nuestro papel de cliente.

4 comments about Max Estrella, sigue vivo

  • A mi también me pasó algo curioso con Vodafone:

    en mi caso eran 3 líneas, portabilidad desde Amena, el trámite lo hago por teléfono y me dicen que en una semana todo resuelto y que me enviaban SIMs y terminales a mi casa.

    El caso es que el día antes de que expire el plazo, llamo y me dicen que no, que no tienen constancia de este pedido, que hubo un problema con su sistema informático logístico, y que debía volver a realizar toda la operación.

    Me dicen que puedo ir a una tienda para que me hicieran unos duplicados de las SIM y con teléfonos libres de momento podía ir hablando.

    Me voy de peregrinación a una tienda Vodafone (pues en ECI me dicen que no pueden hacerlo) y consigo las SIM con lo que, al menos, puedo seguir hablando.

    Lo más divertido es que yo vivo en una pequeña ciudad de Tarragona, y el transportista me llama para ver como quedamos para recoger los teléfonos, y ver que es muy difícil coincidir en horarios, le propongo que quedemos en algún punto que él conozca, y me propone justo al lado de una concesión de Opel al lado de un polígono industrial entre las 21:30 y las 22:00…

    Supongo que la combinación de alguien sentado en un coche, en un polígono industrial, y a tales horas puede despertar curiosidad… tanta, que esperando al transportista, tuve que identificarme y explicar los motivos de mi presencia a una patrulla de la Guardia Civil (muy bien por ellos, era su obligación).

    Al final aparece el transportista con ¡¡¡seis!!! teléfonos, ya que, al parecer, no se había borrado la anterior petición.

    Hay un final inesperado para esta historia… 18 meses más tarde, doy de alta una nueva línea, la quiero meter en mi paquete familiar y en la tienda se encuentran que hay un bloqueo que no habían visto nunca… tras tres semanas de llamadas al final resulta que en el proceso de migración, en algún momento se introdujo un plan de precios que correspondía a Vodafone UK!!! y por esto no se podía anexar.

    Ah!!! y el personal de atención telefónica de Vodafone en realidad está adjudicado a GFI, empresa que para más cachondeo, también era propietaria de la compañía para la cual prestaba mis servicios profesionales..

    Vivir para ver

  • No puede haber un nombre mejor para un blog sobre situaciones esperpénticas. Sin duda, Valle-Inclán hubiera vuelto a escribir Luces de Bohemia en la era digital y Max Estrella aparecería igualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categories

Tags

actuar amigos amor anglofilia apple arquitectura atraccion autoridad Autoritas blackberry blogs Cambio change Clientes Comunicacion convergencia IT democracia deutsche telekom e government empresas 2.0 Estadisticas Estrategia excelencia felicidad Formación General Governance y Comunicación habitos human resources Internet IT Business management Marketing mascaros Open Government outsourcing Personal projects public sector redes S.R.Covey Tecnologia telcos Tiempo web 2.0