Lead in VUCA times

Estrategia e Inteligencia para la acción a=[ei]2

Armas de Consultor: Investigación versus Conocimiento

Autor: Pedro Mascaros Gil

Normalmente caemos siempre en la misma trampa, y nos preguntamos ¿tenemos conocimientos suficientes para llevar a delante el proyecto que se nos asigna?, esta pregunta no es la correcta, la pregunta correcta es ¿somos capaces de llevar a cabo el proyecto que se nos asigna? Y a esta pregunta correcta solo caben dos respuestas, SÍ o NO.

knowledge is a weapon

Cuando hemos caído en la rutina del apaga fuegos, cuando hemos perdido nuestros objetivo generales, y nos dedicamos a salir de los ‘marrones’, olvidamos enseguida la experiencia conseguida en cada uno; salimos del desaguisado, y enseguida procuramos olvidarlo, pendientes de nuevo en aquello que nos caerá a continuación. Vamos por ahí desnudos, sin nuestro bagaje, sin la experiencia que estamos acumulando, sin tener en cuenta nuestros logros, los cuales son en el 100% producto de nuestra capacidad de investigar, de sacar los problemas adelante, indagando, preguntando, pegándonos con el entorno hostil hasta sacar las soluciones; por supuesto que nuestro conocimiento es importante, pero no lo es todo, para nada.

Si por ejemplo somos desarrolladores y nos mandan a administrar una máquina Linux, obviamente la respuesta a la pregunta correcta es NO, y por lo tanto, es responsabilidad de nuestro gerente si quiere correr el riesgo de mandarnos al frente. Nosotros debemos de cumplir con las premisas antes dadas, pero es absurdo estresarse en semejante situación; cumplimos hasta donde sea posible con la mayor de las implicaciones y esfuerzo, pero no es de recibo inquietarse.

Siguiendo con el ejemplo del desarrollador, si debo de ir a un proyecto a desarrollar en un entorno conocido, entonces la falta de conocimientos ya no debe ser el problema; tendremos otros que veremos en los puntos siguientes, pero éste no tiene sentido. Ahora bien, si se trata de un entorno desconocido o vagamente conocido, ahí es cuando suelen aparecer las dudas y el estrés. El cliente, que debe de evaluar de alguna forma a la gente que se le manda, no tiene más remedio que basarse en nuestro conocimiento y experiencia, y siempre es pesado pasar una entrevista en la que no podemos ser totalmente sinceros, o tener que disimular ante un cliente excesivamente vigilante. Pero no nos engañemos, una cosa es lo que el cliente quiere evaluar y otra muy distinta es nuestra capacidad real de resolver los problemas; hay dos cosas que no podemos olvidar jamás, llevar a rajatabla las premisas y confiar en nuestra experiencia de investigación; solo de esta forma nos daremos cuenta de que la respuesta es SI. Pero… ¿y si la respuesta, a pesar de todo, sigue siendo NO?, entonces debemos remitirnos unas líneas más arriba; así de claro. No seamos tan idiotas de caer en el juego del examen, justamente en uno en el que no hemos tenido oportunidad de prepararnos; es absurdo que impliquemos nuestro propio orgullo en una carrera donde nos han puesto varios metros detrás de los demás. Y lo mejor es que hay algo muy positivo en todo esto: cuando salgamos del cliente, entonces ya sabremos mucho de este entorno, ¿no querían un experto?, pues ya lo tienen.

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categories

Tags

actuar amigos amor anglofilia apple arquitectura atraccion autoridad Autoritas blackberry blogs Cambio change Clientes Comunicacion convergencia IT democracia deutsche telekom e government empresas 2.0 Estadisticas Estrategia excelencia felicidad Formación General Governance y Comunicación habitos human resources Internet IT Business management Marketing mascaros Open Government outsourcing Personal projects public sector redes S.R.Covey Tecnologia telcos Tiempo web 2.0